Relatos y cuentos personalizados : Hoy “Taller de Cuentos”

Recientemente, hablando sobre la personalización que puede alcanzarse mediante los relatos interactivos y cómo identificar al lector con el protagonista, recordé un regalo que mis padres me hicieron cuando tenía 9 años: un libro donde mis amigos y yo éramos los protagonistas de la historia. Realmente los amigos no participaban demasiado, pero YO era el protagonista.

El libro-cuento personalizado incluía 36 páginas encuadernadas en tapa dura, donde se alternaban páginas de texto e ilustraciones. Podía elegirse la temática del libro de entre 10 distintas y en muchos casos incluían personajes de la Warner (como el Pato Lucas o Bugs Bunny) y otros personajes conocidos por los niños (Aladino, los Reyes Magos…). Además, los cuentos se ofertaban en 8 idiomas distintos: Castellano, Catalán, Euskera, Gallego, Valenciano y, de fuera de España, en Inglés,Francés y Portugués.

Los libro cuentos tenían una dedicatoria en la primera página/portada, donde la persona que lo había encargado podía poner lo que quisiera, demás de una portada “estándar” como la que sigue:

El ratio texto-ilustración está en casi una ilustración por cada página de texto. Hay que tener en cuenta que de las 36 páginas 4 se usaban para la portada “estándar”, la de ISBN y otros datos, la portada con la dedicatoria (que es la siguiente a la que se muestra en la foto anterior) y la última página, que contiene una relación de los distintos títulos de la colección, por si al niño en cuestión le había gustado y quería otro título de la colección.

 

En mi caso, el libro trataba de un viaje en el tiempo para salvar a mis amigos, buscando unas llaves ocultas en distintas épocas de la historia, desde la prehistoria hasta la llegada a la Luna, por encargo de un ser de otro planeta y lo recuerdo con especial cariño porque se trataba de una de las primeras “interacciones” con el mundo literario donde YO era “el prota“.

Sinceramente, me ha apenado ver que había cerrado la franquicia, como podéis ver en la página del “nuevo Taller de Cuentos” (más info), aunque algunos se hayan reciclado en una tienda de artículos diversos.

Espero que os haya recordado los buenos momentos, de la infancia, cuando ese regalo personalizado os hacía pasar grandes ratos de lectura gracias al cariño de los padres.

Deja un comentario